28 de marzo de 2009

En la piscina

Hoy, como casi todos los sábados, hemos ido a la piscina. Normalmente vamos papá y yo sólos, pero hoy nos han acompañado los abuelitos Gyuri y Maria. Tenían ya muchas ganas de venir a verme para ver todo lo que he avanzado ya.


Ya salto desde el bordillo, nado agarrada a una tabla o a un churro, busco objetos debajo del agua... Pero lo más sorprendete es que ya soy capaz de nadar unos metros sin nada, sin flotadores y tablas ni nada. Yo sóla. En la foto de abajo podéis ver como voy yo sóla desde donde está papá hasta el bordillo.

Dentro de poco y si sigo nadando así ya podré pasar al cuarto grupo, con los niños mayores.

16 de marzo de 2009

Juegos de luces

Poco a poco va llegando la primavera, y no solo lo siento porque cada vez paso más tiempo fuera al aire libre, sino porque el sol cada vez brilla mas caliente en el salón. Hoy precisamente estaba tomando el sol en mi parque, cuando me he dado cuenta de que han aparecido dos manos en las paredes del parque. Además, se movían igual que las mías, pero por mas que probé cogerlas, no lo conseguí. Os dejo un vídeo para ver si vosotros podéis entender que sucedía...

video

15 de marzo de 2009

Mega-casa de los juegos

Hoy hemos estado en un sitio muy interesante. Se llama la Mega-casa de los juegos, y no es otra cosa que un pabellón lleno de de castillos de aire donde los niños podemos saltar, deslizarnos y escondernos a nuestro antojo. Al principio no sabía muy bien que hacer y con un poco de miedo me metí en el primer hinchable, que era una manzana gigante. Ahí empecé a fijarme como el resto de los niños escalaban y saltaban, y empecé a imitarlos. No es tan fácil como parece la vida en estos castillos hinchables, ya que es casi imposible caminar cuando el suelo se mueve tanto. Lo mejor es que si te caes, normalmente no duele.

Con el tiempo ya me volví mas valiente y probé todos los hinchables, incluso los que eras para niños más mayores. Uno de mis favoritos era un tobogán muy grande, al que conseguí subir yo sóla hasta arriba y luego tirarme por la rampa. En el vídeo de abajo podéis ver que esfuerzo tan grande hay que hacer para conseguir subir hasta ahí arriba siendo tan pequeña. ¿Verdad que soy muy hábil y valiente?

video

Otro de mis favoritos era una especie de casa-laberinto, donde no solo me podía esconder de papá y mamá, sino que además tenía dos rampas muy inclinadas por las que por supuesto me tiré unas cuantas veces después de escalarlas. Me lo pasé tan bién que no había forma de hacerme salir para ir a casa, y sólo lo consiguieron cuando me prometieron que volveríamos otra vez. ¡Ya estoy esperando que vuelva!

¡4 Meses!

Va pasando el tiempo, y hoy, en el día nacional de Hungría he cumplido mis primeros 4 meses. Mientras, mis medidas siguen aumentando y ya peso casi 7 kilos y medio y mido 70 cm (la ropa de la talla 68 ya no me vale). Lo que sigue sin cambiar son mis ganas de comer: ahora me agarro a la ropa de mamá y lo la dejo hasta que consigo hasta la última gota, mientras, con mirada exigente o satisfecha (dependiendo de la situación), parpadeo mirando a los ojos de mamá (provocando que se derrita ante mi)

Continúo durmiendo la noche entera, pero de día paso más tiempo despierto descubriendo poco a poco el mundo. Ante cualquier carita que me ponen o cualquier cosita que me dicen, reacciono devolviendo una enorme sonrisa, con la que me gano a todo el mundo. Cada vez más incluso añado una pequeña risa, sobretodo cuando me dan besitos en el cuello o en el muslo, o si me hacen cosquillas en los pies. La hora del baño sigue siendo mi favorita, aunque recomiendo a quien quiera verme que por su seguridad se ponga en bañador.

Este mes he aprendido un montón de cosas nuevas. Una de ellas, como ya habéis podido leer anteriormente, es que ya soy capaz de darme la vuelta sólo. Además, empiezo a usar cada vez mejor mis manos: todo lo que encuentro interesante lo manoseo hasta que consigo cogerlo (normalmente con las dos manos) y directamente me lo llevo a la boca. Claro, es que tengo que probarlo todo, porque quien sabe si se trata de alguna delicia. Sino, por lo menos me puedo rascar con ello un poquito las encías . ¡Estos primeros dientes parece que no van a terminar nunca de salir! :(

9 de marzo de 2009

¡Nuevo cumplemeses!

Ha llegado ese momento irrepetible en que los meses que yo tengo son los mismos que años que tiene mamá (no he escrito cuantos son por respeto a mamá, así que calcularlos vosotros). En el último mes no han habido muchos cambios. Sigo haciendo las mismas cosas que hace un mes, aunque un poco mejor: dibujo mejor, cada vez me visto mejor yo sola y a mi muñeca Linda, juego cada vez más tiempo sola...

Se acerca el buen tiempo y cada vez estamos más tiempo fuera al aire libre. Muchas veces salimos a pasear Raúl, mamá y yo, y a veces incluso llevo a Linda en su cochecito. Estoy empezando a aprenderme las reglas de circulación en la calle: cuando llegamos a un cruce, hay que darle la mano a mamá, no hay que correr muy lejos, y hay que saludar a quien mamá salude. No es tan difícil, no?

La nueva locura del mes es Trapito (una película antigua de dibujos animados). Todas las mañanas tengo que verla, o que por lo menos esté de fondo mientras juego. Me encanta la historia de ese pequeño espantapájaros. Tanto que muchas veces toda la familia tomamos papeles de la película, pero eso sí, yo siempre soy Trapito. Los demás a veces cambian, pero yo siempre Trapito.

8 de marzo de 2009

¡Me he dado la vuelta!

Esta mañana me he estado jugando con mamá. Me puso bocabajo para que me durmiera, y yo que no tenía muchas ganas de dormir he decidido mejor hacer un poco de deporte. Con mucho esfuerzo he conseguido darme la vuelta y ponerme bocarriba. Imaginaos la sorpresa de mamá cuando volvió y me vio en la nueva posición. El único problema es que volver a ponerme bocabajo ya no sé, así que necesité un poco de ayuda de mamá, que esta vez se quedó a mi lado a ver mi espectáculo. Después de muchos intentos, conseguí darme la vuelta un par de veces más y demostrarle lo mayor que soy ya. Este fue mi regalo para el día de la mujer :)

Para ser sincero, esto de darse la vuelta es bastante complicado, por lo menos para mi edad. En este vídeo podéis ver un poco mis progresos.